lunes, 27 de abril de 2015

¿Por qué algunos medios de comunicación privados están en contra del proceso de paz?

Los medios de comunicación privados de Colombia, en especial, RCN, Caracol y sus pares en radio y prensa escrita, se comportan como actores del conflicto armado azuzando el odio y la propaganda bélica.

La sentencia del TRIBUNAL SUPERIOR DE BOGOTÁ SALA DE JUSTICIA Y PAZ con ponencia de la Magistrada Léster M. González R. Radicado 11 001 22 52 000 2014 00027 Postulados: Salvatore Mancuso Gómez, Edgar Ignacio Fierro Flores,Jorge Iván Laverde Zapata, Uber Enrique Banquéz Martínez, José Gregorio Mangones Lugo, José Bernardo Lozada Ortiz, Leonardo Enrique Sánchez Barbosa, Sergio Manuel Córdoba Ávila, Miguel Ramón Posada Castillo, Julio Manuel Argumedo García, Oscar José Ospino Pacheco, Hernando de Jesús Fontalvo Sánchez. Conocida como la sentencia de Mancuso, deja al descubierto el problema de fondo.



El pasado mes de noviembre de 2014 la sillavacia.com publico una síntesis de la sentencia de Mancuso en la que resalta las 10 cosas que prueba la sentencia de Mancuso, el top 9 dice:

Algunos medios ayudaron a los paras a lavar su imagen

Aunque la sentencia no profundiza en este punto, porque no fue una política del Bloque Catatumbo sino de la dirección nacional de las AUC, la sentencia critica el cubrimiento de algunos medios sobre el crecimiento de ese grupo paramilitar.

Para eso, retoma un aparte de otra sentencia de Justicia y Paz, en la que se dice que la difusión de las entrevistas que le hicieron a Carlos Castaño Claudia Gurisatti en La Noche de RCN, Darío Arizmendi en Cara a Cara de Caracol y la agencia Colprensa ayudaron a darle un impulso ideológico de las AUC.

También recuerda que algunos medios hablaron de combates entre paras y militares justo antes de la masacre de Chengue, que según el paramilitar Elkin Valdiris eran mentiras planeadas para que alcanzaran a salir del pueblo -después de masacrar a 27 personas- antes de que llegara la Infantería de Marina.

Lo que la sentencia no dice, en este último caso, es si los medios sabían que esas informaciones eran falsas o si fueron idiotas útiles.
La gran prensa se ha escudado en un derecho humano: el derecho a la libertad de prensa, está bien. Y dónde queda el derecho que tengo como ciudadano a estar bien informado? El derecho a la información es un derecho vital para construir caminos de paz y reconciliación. "Un ciudadano bien informado es un ciudadano libre", dice el eslogan.

Es por eso que muchos creemos que para que la el proceso de paz que se adelanta en la Habana tenga un final feliz, es urgente un proceso serio de democratización del periodismo en Colombia.

Todos estamos cansados de la guerra,no hay duda. Pero además, mientras los titulares de la prensa que azuza la muerte y el odio inundan las mentes de los colombianos, el negocio bélico crece por billones. Muchos de los que pautan en los medios privados, están en el negocio lícito e ilícito de la guerra.

Peor aun, un estudio de la Defensoría del Pueblo, muestra que el 69.4% de los militares van a la guerra son los más pobres (ver página 128). Los beneficiarios de la muerte y el odio, se dedican a los negocios, por ejemplo a apropiarse del agua. Vean este titular escalofriante: "Los magnates se apoderan del agua", aquí no aparecen "magnates colombianos" porque son lacayos.