miércoles, 3 de diciembre de 2014

¿Cómo salvaguardar la memoria de los lugares clandestinos de NN el Guaviare?


 
Doña Fabiola Lalinde (derecha) y Javier Giraldo M., S.J. (izquierda) /Foto: WIROAL, 2012

Hace unos años, en dialogo con una mujer maravillosa que ha dedicado sus últimos 30 años de vida a la causa de los desaparecidos, surgió esta frase:


Yo les insistía que buscaramos en la raíz.
Le dije a Adriana: De aquí no me bajo.
Los forenses me dijeron que iban a buscar hacia abajo
por la ley de la gravedad.
Yo les conesté que había que buscar hacia arriba,
porque los mecanismos de impunidad en casos como este,
operan en sentido contrario a las leyes de la gravedad;
que en Colombia a los muertos por razones políticas
había que busarlos río arriba, monte arriba”.
Fabiola Lalinde

Doña Fabiola, una paisa de esas berracas, no tiene duda que para lograr mayores resultados en la búsqueda de los desaparecidos hay que ir más allá de la lógica científica, ella cree que la ciencia no ha avanzado tanto como se quisiera para encontrar los desaparecidos.
 
¿Dónde están los desaparecidos? Los NN tienen nombre

Uno de los caminos concretos e indispensables para que Colombia logre una verdadera y auténtica reconciliación es el reencuentros entre las familias que buscan desaparecidos y los miles de cuerpos que yacen inhumados de forma clandestina (oculta) en fosas comunes en distintos lugares de la geografía colombiana. Para ello se requiere un Sistema comunitario de salvaguarda de la memoria, información antemortem y localización de fosas clandestinas.

Las cifras de desaparecidos en Colombia es aterradora, según el Instituto de Medicina Legal, el registro indica que “20.042 personas fueron víctimas de desaparición forzada y de ellas 366 aparecieron vivas y 818 muertas, mientras que del resto no se tiene rastro”, entre tanto el Registro Nacional de Desaparecidos divulgado con motivo del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, establece que en total hay más de 85.000 personas víctimas de este crimen (El Espectador, 2013).

Aquí surge la pregunta de investigación:

¿Cuáles serían los lineamientos generales para construir un sistema de información comunitaria de salvaguarda de la memoria, datos antemortem y ubicación geográfica de fosas clandestinas?



En muchos casos encontrar una fosa clandestina, es como encontrar una aguja en un pajal / Foto Eciaf, enero 2014, Charras Guavaire.





 Bibliografía

El Espectador (2013, 31 de agosto de 2013) “Más de 85.000 personas han sido dadas como desaparecidas en Colombia” [en línea] disponible en: http://www.elespectador.com/noticias/judicial/mas-de-85000-personas-han-sido-dadas-desaparecidas-colo-articulo-443651, recuperado: 25 de noviembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario