domingo, 19 de mayo de 2013

Sin reconciliación no hay paz, sin víctimas no hay reconciliación

Plenaria, segunda ronda de las Mesas de trabajo regionales para contribuir
al fin del conflicto, mayo 17 de 2013, centro de convenciones Santa Barbara
(Villavicencio, Meta)
Con relativo éxito se cumplió en Villavicencio la segunda ronda de las "Mesas de trabajo regional para contribuir al fin del conflicto" en Colombia. Esta es una iniciativa de las comisiones de paz del Senado y la Cámara de Representantes. La organización, convocatoria y relatoria final están a cargo del Sistema de Naciones Unidas en Colombia.

De acuerdo con las cifras oficiales del evento, asistieron: "322 personas; delegados de 180 organizaciones; 46% mujeres y un 54 % hombres", provenientes de los departamentos del Meta, Guaviare, Casanare, Guainía, Vaupés y Vichada. Es. sin duda, una representación importante de la región.
"... el propósito de estas mesas, como sabemos, es reconocer a las víctimas y fomentar su participación activa en la construcción de la paz; el fin, es conocer las propuestas de las víctimas sobre sus prioridades cuando termine el conflicto y conocer sus propuestas sobre el esclarecimiento de la verdad; sobre los procesos requeridos de justicia y reconociliación..", indicó Belen Sanz Luque vocera de Naciones Unidas en el evento.
Pero, ¿qué y como entienden las Naciones Unidas en Colombia del concepto de víctima? Al respecto Belen Sanz Luque, indicó:
"... Y cuando hablamos de víctimas, estamos hablando en realidad del dolor y de la resistencia, del sufrimiento que han padecido y padecen millones de colombianos y colombianas. Del dolor humano que debe abordarse sin discriminación, sin idelogías, sin prevención. Un dolor que debe provocar un sentimiento de solidaridad, de compresión, y un decidido esfuerzo común de obtener su reparación. El reconocimiento de los derechos de las víctimas es quizá la base (...) de cualquier discusión sobre la paz. El fin ultimo de un acuerdo de paz es que no hayan más víctimas y que se resuelva la situación de las víctimas existentes. No puede haber una paz duradera que no atienda a los derechos, a las necesidades y a las expectativas de las víctimas; y las víctimas no pueden ser solamente beneficiarias pasivas en un proceso de paz, tienen que jugar un rol como arquitectas y líderes de la construcción de la paz. Sabemos que no hay paz duradera sin reconciliación y no hay reconciliación sino es liderada por las víctimas..."
Quizá el hecho más importante -que pasó desapercibido-, fue cuando el senador del Partido Conservador Juan Mario Laserna, sorprendió al auditorio al pedir perdón en público en nombre del Partido Conservador, el senador expresó:
"...yo, personalmente, también debo reconocer, y pido también perdón en nombre del Partido Conservador; un partido tradicional, que también tiene grado de responsabilidad en esto y que también tiene que mostrar en este proceso. Eso es algo que tenemos que hacer todos, que tenemos que trabajar todos porque sino no vamos a construir esos mecanismos de verdad, justicia y reparación que tanto necesitamos...".
Durante el día 16 de mayo, los 322 participantes fueron distribuidos en 10 mesas de trabajo quienes discutieron sobre: Derechos de las víctimas y verdad. En promedio casa mesa hizo 15 propuestas en los dos temas propuestos. Mucha creatividad y disposición para la participación.

Una revolucionaria idea que surgió fue la de que se "cree un 'impuesto o gravamen' al barril de petróleo o producto de la minería extraído de los territorios en donde se generaron graves violaciones de DD.HH e infracciones al D.I.H. y que con ello se cree un fondo para la reparación integral a las víctimas, -por ahora- no podemos probar que las compañías petroleras o mineras financiaron las violaciones de DD.HH, no hay pruebas disponibles,  en algunos casos, hay indicios en esa dirección. Pero, de lo que si hay certeza, es que se han beneficiado del desplazamiento forzado por cuanto las tierras perdieron valor y no había comunidades arraigadas, además del miedo a reclamar y exigir derechos", precisó la Mesa No. 10


Momentos del acto simbólico de las víctimas,
Villavicencio (Meta), mayo 17 de 2013