domingo, 10 de marzo de 2013

Política petrolera en Colombia ¿Ejemplo o vergüenza?



En la emisión del programa 6 AM de Caracol Radio el pasado viernes 8 de marzo de 2013, Dario Arismendi, en tono de celebración por la muerte de Hugo Chávez emitió un editorial sobre  la política petrolera venezolana, "... la política petrolera venezolana está en crisis, la riqueza, se convirtió en la caja menor de Chávez para hacer populismo. Algunos de los ex-directivos de PDVSA están ahora en Colombia generando desarrollo". Si, ¿qué tipo de desarrollo? ¿para quién?

En verdad, yo no se si la política petrolera venezolana, es como dice el gobierno venezolano o como dice Arismendi. No soy experto en política petrolera. Pero lo que sí se es que el modelo de política petrolera colombiana, no es ni de lejos, un ejemplo a seguir. Es una vergüenza desde todo punto de vista. En cambio, creo que a pesar de sus imperfecciones y vacíos, el modelo de política petrolera que habría que estudiar a fondo, es el ecuatoriano (video: entrevista al presidente Correa)

Mientras en Venezuela las utilidades producto de la exportación del petrolero, llegan 100% a las arcas del Estado, y por lo que se se sabe, son cuantiosas. En Colombia es al revés, @PacificRubiales paga al estado entre el 8 y el 25% en regalías por cada barril extraído.  Es decir, que la multinacional se queda con el 75% de la venta del barril. Adicionalmente, el precio del barril sobre el que se calculan las regalías, es inferior al precio internacional; el precio internacional se usa, eso sí, para calcular el precio del galón de gasolina que nos venden. Claro, del 75% hay que descontar los costos de operación, que entre otras cosas, van en contra de los trabajadores a quienes no se les paga lo justo.

Eso es lo que cambió en Venezuela, Ecuador y Argentina. Los gobiernos progresistas de estos países decidieron cambiar el % que pagan las empresas petroleras al Estado por barril extraído.

Con esas utilidades, imaginense , qué no puede hacer una multinacional que como Pacific Rubiales, está dirigida por ex-directivos de PDVSA de donde seguramente obtuvieron información tecnológica y estratégica que les permitió llegar a Colombia a enriqueciese. Pueden comprar al que quieran como quieran, porque el Estado colombiano, es una simple limosnera sin ningún poder, mas que el poder mafioso, que de paso se lucra. Las élites bogotanas están felices, ¿quién podía imaginar que Bogotá iba a ser sede de una parada mundial de golf? @PacificRubiales lo hizo posible ¿Con qué dinero? Simple, pues con las utilidades del saqueo (legal) de la riqueza petrolera de propiedad de todos los colombianos. Ah, un dato adicional, los zarrapastrosos indios de Puerto Gaitán, no son bienvenidos a ver golf, podrían dañar el paisaje.

En septiembre de 2011 la revista Semana.com hizo pública una terrible realidad. Los indígenas de la etnia Sikuani están muriendo de hambre en el mismo territorio en donde la multinacional @pacificrubiales se enriquece de forma exponencial. Ya en años anteriores, las organizaciones de obreros y sindicalistas habían realizado paros y protestas exigiendo que las condiciones laborales de los trabajadores mejoraran al igual que las condiciones sociales de los habitantes de Puerto Gaitán.

La respuesta de la multinacional fue radical. Diseñó y desarrollo una agresiva campaña publicitaria y mediática para "lavar su imagen". ¿Los primeros beneficiados? Los "medios de comunicación". De un momento a otro, @wradiocolombia, @caracolradio, @caracoltv @canalrcnmsncom, empezaron a construir una imagen de madre Teresa de Calcuta de la multinacional petrolera.

Julio Sánchez Cristo, empresario de la comunicación mediática, creo secciones con el patrocinio de @pacificrubiales, y por supuesto, ninguna denuncia de las comunidades afectadas tuvo eco en su prestigioso "programa de noticias". El también periodistas Daniel Pardo quien trabajaba, en ese entonces,  para el portal KienyKe.com hizo una columna denunciando la autocensura en que habían caído, entre otros, @wradiocolombia. Eso le costó el puesto. Eso sí quedó al descubierto la estrategia de publicidad engañosa de las multinacionales.

Por supuesto @caracolradio, @wradiocolombia y otros recibieron miles de millones en pauta publicitaria para que por esta vía evitaran que los colombianos nos enteráramos de lo que en realidad sucede, la verdad del "modelo de desarrollo" que no es otra clase que un modelo enclave económico que beneficia a muy pocos con mucho.