domingo, 17 de febrero de 2013

Indígenas Sikuani no aguantan más


La Fazenda es una empresa del grupo Aliar que por tratarse de una sociedad anónima (sa) resulta muy difícil saber quienes son sus dueños (accionistas). Sin embargo para los indígenas es claro que detrás de los accionistas mayoritarios están, entre otros, la familia Uribe Moreno.

Desde hace ya varios años, los indígenas Sikuani de los resguardos Guacoyo, Corocito y Walabo (Wacoyo) han venido denunciando sin mayor éxito que una de las cocheras de La Fazenda los está afectado con los malos olores, enfermedades, la proliferación de mosquitos y la contaminación de las aguas.

Ahora bien, utilizando una leguleyada, La Fazenda burló la consulta previa a que están obligados por canto las redes eléctricas y las carreteras pasan por los resguardos. La leguleyada consiste en que la planta de procesamiento de carnes, está localizada en el límite del resguardo, es decir, no está propiamente en territorio indígena, pero los residuos (malos olores) y contaminación van directo a afectar a los indígenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario